¿Por qué luego de 7 años, aún viajo entre Jinotepe y Managua?

Una mañana, cuando estaba en tercer año de Comunicación en la UCA, una compañero comento que se había dormido en la “ruta” porque tenía mucho sueño. ¡Dormir! Exprese yo. Sí, me dijo. Es que yo salgo de mi casa a alas seis para estar acá en la UCA. Increíble, me dije. Eso significa que aún dentro de Managua hay personas que duran el mismo tiempo que yo en viajar desde Jinotepe hasta Managua.

Jinotepe, es la cabecera departamental de Carazo, ubicado a 45 kilómetros de la Capital es una de las tres ciudades “dormitorios” de la Capital. Junto con Masaya y Granada alojan a gran parte de los trabajadores de la gran urbe, que en un día puede alojar a más de 1,5 millones de personas en sus arterias. Desde 2003 viajo de lunes a viernes a Managua, cuatro años por la universidad y los restantes tres por el trabajo. Nunca me acostumbre a las calles con rutas, a los centenares de barrios, a la falta de espacio públicos o a la intranquilidad de la Capital.

El punto es que no nos perdemos de mucho al vivir en Managua. Mientras que una ciudad con Jinotepe tenemos una vida con mayor tranquilidad y seguridad. De modo que es increíble poder combinar y fusionar ambas cosas. Al final, viajar dos horas al día, 10 horas a la semana, 40 horas al mes y 480 horas al año, no es mucho para ir en microbús y no en una ruta de pie, con un ladron a la par o un bucero aticuñando gente.

1 comentario:

  1. buena nota.....!!!! y totalmente cierto todo...!!!

    ResponderEliminar